Fidel Castro punk, June 26, 2006

by Bob Row

Castrorock

This article recalls the hypocritical u-turn in Castro’s regime regarding rock music. Castro himself appeared in the consecration of a statue of the late John Lennon. In the sixties and seventies, the author says, Rock lovers, hippies and homosexuals were sent into a working military unit (UMAP) for re-education as part of the “ideological fight” against “capitalist decadence”. Some of those prosecuted became later truly political dissidents in a sort of self-fulfilling prophecy. After 1990 punk groups arose to push the limits of the now accepted pacifist message of Lennon.
My opinion: these stories are not too different of those occurred in the fifties and sixties in the USA or Argentina in terms of suspicion and police prosecution of rockers and hippies in their beginnings. The fact is, in a bureaucratic regime, that it makes more evident the usual fear of the changes by the elders in charge.

Este artículo recuerda la hipócrita vuelta de campana en el régimen de Castro en cuanto a la música de rock. Castro mismo apareció en la consagración de una estatua del fallecido John Lennon. En los años sesenta y setenta, dice el autor, enviaron a amantes del Rock, hippies y homosexuales a una unidad militar de trabajo (UMAP) para la reeducación, como parte “de la lucha ideológica” contra “la decadencia capitalista”. Algunos de aquellos procesados se hicieron luego realmente disidentes políticos, en una especie de profecía autocumplida. Después de 1990 los grupos de punk se levantaron para empujar los límites del ahora aceptado mensaje pacifista de Lennon.
Mi opinión: estas historias no son demasiado diferentes de aquellas ocurridas en los años cincuenta y sesenta en los EE. UU o Argentina, en términos de sospecha y persecusión policial de rockeros e hippies en sus comienzos. El hecho es, en un régimen burocrático, que se hace más evidente el miedo habitual a los cambios por parte de los mayores en el poder.

Advertisements