Otheguy/INVAP, May 14, 2007

by Bob Row

Otheguy

Full size/Agrandar

This man is CEO of state-owned high-tech company Invap. In this interview he explains the complexities of managing the production and selling of its “goods” and foresee the future possibilities for young scientists in Argentina. Invap is the proud of Rio Negro province; it has developed from wind power generators to satellites for the NASA to nuclear reactors “key in hand” for medium size needs.
Invap is located at the mountain resort city of Bariloche and there is a colorful story behind it. This place was chosen in 1948 by Austrian nazi scientist Ronald Richter to build a fusion (as opposed to fission) nuclear reactor. Peron financed him and announced to the world he was about to deliver atomic energy “in bottles” to every home. Then this was proved wrong (be it a scientific failure or a hoax) and Richter left the country. But this was the starting point for real atomic research in Argentina. Moreover, the announcement triggered nuclear fusion research across the world and to the development of laser beam on the way.

Este hombre es el gerente general de la empresa estatal de tecnología aplicada Invap. En esta entrevista explica las complejidades de manejar la producción y venta de sus “mercancías” y prevé las posibilidades futuras para jóvenes científicos en la Argentina. Invap es el orgullo de la provincia de Río Negro; ha desarrollado desde generadores de energía eólica hasta satélites para la NASA o reactores nucleares “llave en mano” para necesidades intermedias.
Invap está localizado en la ciudad turística de montaña Bariloche y hay una colorida historia detrás. Este lugar fue elegido en 1948 por el científico nazi austriaco Ronald Richter para construir una planta de fusión (en lugar de fisión) nuclear. Perón lo financió y anunció al mundo que estaba a punto de distribuir energía atómica “en botellas” a todos los hogares. Luego esto se probó erróneo (sea por error científico o por estafa) y Richter abandonó el país. Pero este fue el punto de partida de la investigación atómica real en la Argentina. Más aun, el anuncio disparó la investigación mundial sobre fusión nuclear y, de paso, el desarrollo del rayo láser.

Advertisements