China-Deng-Mao, August 8, 2008

by Bob Row

Deng_Mao

Enlarge/Agrandar

Dr. Ciapuscio writes (Spanish) about the struggle of modern Chinese with its secular feelings of frustration and humiliation by imperialist western (and Japanese) powers. This feelings were present at successive political regimes, from republicans trough Maoists to post-Deng capitalists, as well as in literature and film. So he sees the present Olympics exhibition as a try to overcome this feelings.
I agree with this view. Sometimes mainstream historians show Chinese as some kind of ETs. A History Chanel serial this days tells the story of the First Emperor of China. It speaks of battle tactics, advanced technology, even inner psychology. They just don’t say a word about the social fabric, property distribution or labor organization. I find absurd to speak of an Emperor (as well as of Mao’s communism) without a reference to Marx studies of the Asian Mode of Production, where a centralized government profits from a wide net of small communes laboring together, part for themselves, part for the State. How much of this traditional relationship survives in present forms of capitalist China would be an interesting field to research.

El Dr. Ciapuscio escribe acerca de la lucha de los chinos modernos con su secular sentimiento de frustración y humillación a manos de las potencias imperialistas occidentales (y japonesa). Estos sentimientos estuvieron presentes en los sucesivos regímenes políticos, desde los republicanos, a través de los maoístas hasta los capitalistas post-Deng, así como en la literatura y el cine. De modo que él ve la actual exhibición olímpica como un intento de superar estos sentimientos.
Estoy de acuerdo con esta visión. A veces los historiadores mediáticos presentan a los chinos como una especie de extraterrestres. Una serie del History Chanel por estos días cuenta la historia del Primer Emperador de China. Habla de tácticas militares, de tecnología avanzada, incluso de psicología personal. De lo que no dicen una palabra es del tejido social, de la propiedad o de la organización del trabajo. Encuentro absurdo hablar del Emperador (así como del comunismo de Mao) sin hacer una referencia a los estudios de Marx del Modo de Producción Asiático, en el cual un gobierno centralizado se aprovecha de una extensa red de pequeñas comunas que trabajan en conjunto, en parte para sí mismos y en parte para el Estado. Cuánto de esa relación tradicional sobrevive en las formas actuales del capitalismo chino sería un interesante campo de investigación.

Advertisements